Categoría: retail

jul 31

El tiempo muerto en la tienda: clave para el éxito del retail

Escrito por // Pedro Reig Catalá

En una tienda, queramos o no, hay muchos momentos en los que no entran clientes y por tanto se genera un espacio de tiempo que hay que llenar. Muchos empleados, incluso comerciantes y dueños de comercios, emplean mal lo que podríamos denominar “tiempo muerto”. Dedicamos mucho tiempo a dilucidar como organizar una tienda, como recibir al cliente, como atender bien, como comprar, como organizar el stock, como promocionar y dinamizar el punto de venta, es decir, dedicamos tiempo a estar preparados para seducir y vender pero la realidad es que una vez todo parece estar listo, los clientes no entran uno detrás de otro y se generan espacios que suman mucho tiempo (si lo sumamos en conjunto) en el que se decide gran parte de nuestra suerte como comerciantes, mucho más de lo que creemos. En general se habla poco de este tiempo que queda disponible entre cliente y cliente, en el que seguro hay muchas cosas que hacer (o inventar) pero que en la mayor parte de los casos no se emplea bien.

Trabajos aburridos – I -
Blog El País

Si algo he podido comprobar en 10 años conociendo comerciantes y tiendas gracias al trabajo en Coto Consulting es que a las pymes comerciales con éxito ese tiempo les preocupa, y mucho, pero sobretodo saber cómo emplearlo bien. Al final del día son muchas horas (de las 8 horas de media que una tienda permanece abierta) las que debemos decidir si ordenar una estantería, repasar pedidos, hacer cartelería, anotar incidencias/sugerencias de clientes, entrar en Facebook o sencillamente dejarlo pasar de algún modo no productivo, irnos a la calle a fumar, tomar un café o hablar con el vecino de lo mal que van las cosas. ¿Qué podemos hacer para asegurarnos de aprovechar ese valioso tiempo? En primer lugar determinar tareas a realizar para cuando estamos sin clientes, por ejemplo: 1º Repasar y ordenar estanterías, 2º.-Anotar incidencias/sugerencias de la última visita,…y así sucesivamente hasta llegar a 3-4 tareas que pueden ser interrumpidas por la llegada de un nuevo cliente que mira tú por donde nos pilla activos y trabajando y no mirando a las musarañas o fuera de la tienda. Y paralelamente a esto, fijar una serie de objetivos semanales, traducidos en tareas, a cumplir en el “tiempo muerto” dividiendo por cada empleado o si no hay empleados exigiéndoselo a uno mismo. Se trata de tareas básicas que todos los comercios tienen que hacer (pedidos, devoluciones, etc.) pero lo importante aquí para que uno no se acomode y esté siempre activo y alerta es que anote otras tareas de “valor añadido” que deberá cumplir, tales como cambiar algún elemento del escaparate, diseñar nuevas etiquetas de precio, crear alguna promoción, gestionar alguna red social (de modo controlado y con límite de tiempo y entradas) o indagar en alguna nueva (como Foursquare o Pinterest), implantar un sistema sencillo que permita analizar o sacar informes de ventas/márgenes/rotación por secciones/categorías reales (y no tanto por innumerables familias), indagar en los múltiples estudios de tendencias del consumidor (muchos de ellos los proporcionamos en nuestro Boletín de Comercio de suscripción gratuita) buscar algún proveedor nuevo para alguna sección que debamos reforzar, ver que proveedores debemos abandonar para dar cabida a otros nuevos, implantar un sistema de gestión de la calidad, etc. En definitiva un sinfín de cosas prescindibles pero capaces de marcar la diferencia a largo plazo, que se pueden ir haciendo poco a poco y que nos posibilitan mejorar nuestra profesionalización, productividad y competitividad para estar constantemente dando pequeños pasitos adelante sin prisa pero sin pausa, para no caer en la desesperante situación de vernos un buen día que hay demasiado que hacer y poca motivación para ello, porque la montaña es demasiado alta para subirla y no estamos entrenados para ello.

sep 20

El panadero sale del mostrador: nuevos aires en el sector de alimentación tradicional

Escrito por // Pedro Reig Catalá

Pan Creativo Artesano

Cuando algo necesita cambiar y evolucionar nada mejor como dejar pasar el aire fresco, renovar mentalidades, olvidándose incluso de la temida experiencia. Sobretodo en sectores tan tradicionales como el de las panaderías. Venimos asistiendo a un proceso de renovación y modernización de este gremio tan tradicional. Poco a poco se asientan en nuestras ciudades nuevos, innovadores y llamativos conceptos comerciales de las reformuladas panaderías. Algunas han introducido el servicio de cafetería como la recién estrenada Pans Granier en la Calle San Vicente de Valencia y otras han gestionado un exquisito visual merchandising como PanPan, Moltto o Panaria Panaderías  y otras de ellas, como es el caso de Pan Creativo Artesano llaman la atención no sólo por su imagen, presentación, servicio, calidad, etc. sino por un hecho sencillo pero insólito hasta el momento: salir, abandonar, deshacerse del mostrador y vender el pan en la propia sala de ventas. Este simple hecho dota de un mayor componente humano una cuestión tan tradicional y arraigada como es la venta de pan. Sin barreras, mostradores altos, ni producto a las espaldas del dependiente o panadero, sin necesidad de ponerse de puntillas para ver los panes de más abajo y sin necesidad de señalar y esperar que acierten la dirección de tu mano. Todo eso se sustituye por la interacción personal y la exposición del producto en la propia sala de ventas.  Así son las nuevas panaderías; el panadero, el pan y el cliente, en un acto de respeto y pasión por este producto básico tan importante. Se caracterizan por la fabricación manual del pan con las mejores materias primas ecológicas, con un alto componente de imagen y creatividad. Estos nuevos y jóvenes panaderos defienden el producto artesano, un estilo de vida más natural y una alimentación más sana, pero sin renunciar al placer de la rica y creativa cocina. Rechazan la producción en serie, para eso ya hay otros mejores, puesto que como dicen en Pan Creativo Artesano “cada pan es algo singular, único e irrepetible…trabajamos manualmente cada pieza y el resultado se nota”. Trabajando con masas madres naturales, dicen ser unos apasionados de la creatividad en el pan desde el compromiso, la calidad y el diseño.

Estanterias Pan Creativo Artesano

Qué reconfortante es ver evolucionar sectores tradicionales a los que tenemos tanto cariño como las panaderías, de la mano de emprendedores comprometidos, apasionados y con las ideas y fuerza suficiente para creerse que pueden crear algo nuevo que la gente está pidiendo.

A pesar de su carácter innovador hay algo en Pan Creativo Artesano de antiguo y tradicional, que me transporta a la panadería de cerca de mi casa en mi pueblo. Quizás por sus valores, por su cariño en el trato o por el sabor del pan, como las panaderías de antes, cuyo olor a pan recién hecho invadía las calles de nuestros pueblos anunciando que un nuevo día empezaba. A todos los panaderos que nos vuelven a dar la oportunidad de volver a comer pan natural y artesano, gracias.

Fernando Charlin el panadero que sale del mostrador

jun 26

¿Dónde ubicar mi negocio?

¿Dónde ubicar mi negocio?

Uno de los factores que convierten la crisis económica por la que pasamos en una oportunidad, es que el precio de alquiler de los locales comerciales está cayendo. Debido a esto,  resulta más sencillo ubicarse en zonas donde anteriormente parecía imposible.

La ubicación de un negocio es, posiblemente, la decisión más importante a tomar si uno quiere iniciarse como retailer. Por ello, es importante dedicarle profundas reflexiones: ¿cuáles son mis clientes potenciales y en qué zonas residen o a qué zonas tienen mejor acceso? ¿cuánta gente pasa por delante de tu futuro negocio y a qué horas? ¿cómo es tu zona de influencia? Cuanta mayor información tengamos acerca de los clientes, de las características del entorno del punto de venta potencial y de las personas que lo habitan y transitan, más probabilidades de éxito.

Dónde ubicar un negocio vendrá también determinado por el presupuesto previsto para el alquiler pero, en este caso, sería conveniente tener más criterios de tasación de los locales que el precio/m2. Así ha nacido nuestra nueva propuesta, el precio/cliente potencial.

Ver el artículo completo

may 11

Cross-channel, Social Media y Comercio: Reflexiones sobre lo aprendido las Jornadas de DA Retail

Escrito por // Pedro Reig Catalá

Perchas C&A Brasil

 

El pasado 26 de Abril en Madrid se celebraron las jornadas anuales de la revista del retail español, DA Retail bajo el lema “ON-OFF. Retos de retailers y partners en el medio y largo plazo”. Aunque  en su día ya se hicieron excelentes crónicas, me gustaría aportar algunas reflexiones adicionales que para mí llenaron de sentido el viaje Valencia-Madrid-Valencia.

Las marcas no se comunican bien con sus clientes (en las redes sociales) porque su estrategia de internet la centran en sí mismas. Según el estudio presentado por Ernst&Young, el 85% de los consumidores que están en redes sociales manifiestan que las marcas no se comunican correctamente con ellos. Tan sólo el 15% practica una escucha activa. Su motivación, por tanto, no es comunicarse con sus clientes, sino darse notoriedad y reputación, es decir, mirarse al ombligo con cierto egoísmo y que los clientes les aplaudan por ello. De hecho, a la alta dirección las redes sociales le suenan a chino. El 92% de los directores no tienen experiencia previa.  Mucho camino aún por recorrer para las marcas en este terreno. La recomendación de POPAI fue clara: “no se centre en la tecnología, céntrese en su mercado”.

Las redes sociales pueden suponer una clara pérdida de tiempo si no se gestionan bien, partiendo del hecho que la gran mayoría de la información generada en torno a una empresa, en torno a un 85%, es irrelevante. Para captar bien ese restante 15% se debe saber buscar, filtrar y analizar la información adecuadamente. De hecho, las redes sociales no sirven mucho para vender a día de hoy, pero sí podemos decir que son claros influenciadores para la compra.

En el terreno de lo físico, Danone nos recordó que el consumidor es más simple de lo que algunos se esfuerzan en demostrar y que se sigue quejando de lo mismo sobre las tiendas (referido a espacios de alimentación grandes): que es aburrido, que hace frío y que no encuentro lo que busco. Y lo más en serio nos deberíamos tomar es que el consumidor se fija en nosotros mucho menos de lo que creemos y que somos predeciblemente insconscientes.

Y finalmente el gran tema de debate actual: El Cross-Channel o multicanalidad, sobre el que tengo varias conclusiones. Por un lado, que la multicanalidad en retail no es sólo ampliar horizontes de offline (tienda física) a online (virtual), sino también al revés. No solo lo físico pasa al online, sino también lo online pasa al mundo físico y un ejemplo de ello es la tienda de navidad que eBay plantó de forma virtual en Nueva York las pasadas navidades.  De hecho, según el grupo Cortefiel, el 40% de los consumidores pasan del on-line al off-line y el 70% de los que abandona el carrito on-line acaban yendo a la tienda física. Mención aparte merece el comparador de precios eBay para el teléfono móvil, cuya idea es usar las tiendas de todo el mundo como su propio showroom, capturando precios en el establecimiento físico y comparándolos con su catálogo on-line, lo que se llama scan and scram!

Por otro lado, que la clave del marketing multicanal es tratar a cada canal de forma diferente porque su uso y comprensión es diferente. Los mensajes y contenidos no sirven con la misma fuerza para cada soporte y medio. Por tanto, la clave es diseñar estrategias de marketing comprensibles en todos los canales donde se lance.

Y la última reflexión es que el futuro del retail está en el universo SOLOMO: ser social, ser local y ser móvil

abr 30

A mayor concentración en el sector del retail, más necesidad de propuestas alternativas y experiencias diferentes

Escrito por // Pedro Reig Catalá

Iniciativa Made a Mà

Sin consciencia no hay acción. En nuestras vidas, cuanto más conscientes somos de una pérdida más nos aferramos a la vida, cuanto más conscientes somos de algo que no funciona, más nos esforzamos en solucionarlo.  Y en la sociedad, cuanto más se acentúe una tendencia, más energía se verterá sobre conservar y denunciar lo que se pierde. Cuantos más casos de violencia de género, más acciones de condena y oposición. Cuantos más casos de terrorismo, más lucha antiterrorista.

¿Cómo afecta esto a las empresas? Pues que a mayor número de cierres por parte de unos, también se lanzan mayor número de nuevos conceptos e ideas (tiendas cupcake, yogurterias, gourmet especializado, tiendas de segunda mano, etc.). Es notable el hecho que ni los cajeros ni la banca online han logrado reemplazar la banca física al 100%. Aún consiguiendo abaratar el coste y conservar una buena calidad auditiva, el CD no ha logrado reemplazar a los discos de vinilo, más bien todo lo contrario, el vinilo vive ahora un renacer de manos de nostálgicos y jóvenes aficionados en busca de nuevas opciones. La gente tiene preferencias, pero quiere opciones y está dispuesta a aceptar cambios en su manera de comprar y consumir pero no le agrada renunciar a nada, abandonar opciones y costumbres de forma irrecuperable.

Cuanto más tomemos de un extremo y  más se concentre el sector, más necesidad tendrá la gente de disfrutar de propuestas alternativas y experiencias diferentes, porque si para algo sirve la libertad en un sistema democrático es para dar al ciudadano todas las opciones posibles para ser feliz sin eliminar por completo ninguna de ellas.

Un buen ejemplo de esto es la iniciativa Made a Mà de los comerciantes del barrio barcelonés de El Born.

 

mar 29

Indicadores clave para el éxito en Retail

Indicadores clave para el Retail

Al evaluar la gestión de tiendas casi siempre hablamos de 5 KPI’s o indicadores clave de desempeño: los valores totales de venta por hora, los valores promedio de ventas por cliente (o importe del ticket medio), los ítems por ticket/venta, las ventas por vendedor y las ventas por metro cuadrado.

Estos datos, absolutamente útiles y necesarios, sólo nos muestran una parte de la realidad: la que se relaciona con los cierres de ventas. Pero… ¿qué pasa con las ventas que no se han realizado? ¿Sabemos cuántos clientes potenciales pasan cada día frente a la tienda y cuántos de ellos no llegan a entrar en el establecimiento? ¿O cuántas personas de las que entran en la tienda se van sin comprar nada?

El análisis de las ventas de un comercio puede alcanzar conclusiones erróneas para el negocio. Por ello, conocer cómo se comporta el tráfico de clientes es fundamental para implantar mejoras operativas en un establecimiento. Cuando se trata de una tienda online, lo tenemos claro; pero… ¿y cuando se trata de tiendas físicas?

Podéis acceder al artículo completo aquí.