Categoría: Observatory

feb 18

El despertar de Pinterest en los Centros Comerciales de España

Escrito por // Ana Berdié

“El Tsunami digital es también ya imparable para este sector. Detectamos que se han producido cambios en su digitalización en un espacio muy corto de tiempo. Han transcurrido apenas unos meses desde que presentamos las principales recomendaciones basadas en nuestro estudio 2013, dentro del XX Encuentro de Directores y Gerentes de CC.CC. organizado por la Asocaciación Española de Centros Comerciales. Hoy comprobamos que -por ejemplo- Pinterest, la red social más desconocida en aquel momento, empieza a despertar en los Centros Comerciales de España.”

RANDOM, empresa dedicada a la investigación de mercados, presentó las principales conclusiones de su nuevo informe sobre la “Digitalización de los Centros Comerciales en España – 2014”, en el marco de la Jornada sobre Tendencias en Marketing y Distribución Comercial, celebrada el pasado miércoles 5 de febrero de 2014 en la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Oviedo, y organizada por la Cátedra Fundación Ramón Areces de Distribución Comercial.

Bajo el título “La Digitalización de los Centros Comerciales en España -2014”, el informe de la consultora RANDOM revisa la presencia de la Web Social y el Mobile Marketing, como herramientas de comunicación y vinculación con los clientes de este sector. Entre las principales conclusiones destaca que mientras la red social Pinterest, era la gran desconocida hace menos de un año, ahora se observan indicios claros de que está despertando su uso.

Hoy, 5 de los 31 centros comerciales entrevistados en 2013, ya disponen de su red Pinterest –según la auditoría realizada en Enero de 2014-, algunos de los cuales declararon no conocerla hace apenas 10 meses. En marzo de 2013, la consultora RANDOM entrevistó a 31 Gerentes y Directores de Centros Comerciales de España -representativos de las distintas tipologías de centros-. 14 de los 31 entrevistados, desconocían esta plataforma social en aquel momento. Si bien, entre aquellos que conocían Pinterest de un modo u otro, una gran mayoría apuntaba a que tendría una “relevancia alta a futuro”. Estas opiniones de expertos en el sector, contribuyeron a identificarlo como una tendencia a contrastar pasado un breve periodo de tiempo.

5 de los 11 Centros Comerciales más nuevos de España disponen de Pinterest propio, cuatro de ellos con un link directo desde su página web. A fecha de 4 de febrero 2014, tienen un promedio de: 14 tableros, 3.380 pìnes, 39 “me gusta” y 375 seguidores de media. Estas cifras varían de unos centros a otros, destacándo el CC. La Zenia Boulevard, con más de 1.600 seguidores.

RANDOM – Nuevos CC.CC. de España

Es relevante considerar que muchos de los retailers que operan en sus espacios comerciales, tienen sus propios Pinterests con tableros de imágenes en los que podrían repinear imágenes de los CC.CC. o bien ser susceptibles de ser imágenes repineadas por el centro comercial. Hay operadores del sector moda con miles de seguidores en esta red social: Mango está a punto de alcanzar los 52 mil seguidores en Pinterest y Zara la cifra de los 57.000.

jul 05

¿Y la tienda de la esquina?, vía Retail Intelligence

Escrito por // Editor-in-Chief

La Candela London

¿Y la tienda de la esquina?:

Después de preguntarnos cómo será el retail del futuro, cuáles serán las transformaciones que sufrirá y cómo nos adapataremos, siempre acabamos llegando a la misma conclusión:

Los más afectados por la crisis, los impuestos y los cambios parecen ser los pequeños comercios. El comercio pequeño y tradicional que llenaba las esquinas se enfrenta, sobre todo, a dos desafíos: la tecnología y las globalización.

Por ello, hoy, os quiero compartir un texto de ANA MORENO SORIANO que lleva a reflexionar sobre “La tienda de la esquina” que todos hemos conocido.
“Cuando yo era una niña, la calle principal de mi pueblo estaba jalonada por algunos establecimientos que constituían el espacio mercantil de la vida social: el comercio de telas, la tienda de zapatos, la droguería, la ferretería, la papelería, y la mercería con su surtido de cintas y botones que complementaba lo necesario para lucir los trajes y vestidos antes de que se impusiera el prêt-à-porter. Cuando yo era una niña, las tiendas tenían un mostrador de madera y un escaparate no demasiado iluminado, en el que nos deteníamos para imaginar lo que podíamos pedir a nuestras madres que no iban de compras sino a comprar, bien las botas del niño que había crecido mucho desde el anterior invierno o bien la lana para los jerséis que tejerían para toda la familia al calor de la mesa camilla.

Los hornos desparramaban su olor a leña y tenían su despacho de pan, al que acudíamos cada día con una talega muy limpia de tela y la carbonería se animaba sobre todo en invierno con sus montones de picón y carbonilla. Después, estaban las otras tiendas, los ultramarinos, diseminadas por todo el pueblo, aunque también había algunas en la calle principal o alrededor del mercado. Eran un portal con un mostrador detrás del cual se alineaban las legumbres en distintos compartimentos; en una estantería estaban las latas de conservas y, en el suelo, los sacos de patatas; sobre el mostrador, el peso y los pliegos de papel de estraza, una bomba de cristal con una manivela que servía para extraer el aceite de un bidón antes de que lo vendieran embotellado y un bombo con bolas dulces de colores que se podían conseguir por una perra gorda.

También había embutidos, bacalao, sardinas arenques y, puestos en lugar preferente, algunos artículos que no necesitaban publicidad para ser el objeto de nuestro deseo como las galletas o el chocolate. Todo esto tan lejano ocurría en nuestros pueblos en los años sesenta. El pequeño comercio era una actividad de la que vivían muchas familias y en la que arrimaban el hombro todos los miembros; muchos de estos pequeños negocios se mantuvieron durante generaciones y otros se extinguieron porque los hijos estudiaron una carrera o emigraron en busca de mejor fortuna. Después llegaron las grandes superficies comerciales, los centros gigantescos donde había de todo, supermercados con galerías de tiendas alrededor, cafeterías, cine…, lugares a los que se podía ir el fin de semana a pasar la tarde con los niños y hacer la compra para medio mes; ciertamente, había que coger el coche porque estaban en lugares retirados pero contaban con una gran zona de aparcamientos.

El pequeño comercio empezaba a resentirse, porque no podía competir ni en artículos ni en precios, pero se iba reinventando a base de imaginación y muchas horas de trabajo: el comercio de telas incorporó artículos de última moda y la tienda de la esquina se convirtió en un comercio de productos típicos de la tierra. Seguían siendo negocios familiares y actualmente, enAndalucía, este sector ocupa a cuatrocientas treinta mil personas, con un alto porcentaje de empleo femenino. Las pequeñas tiendas se han convertido en lugares acogedores y, aunque son conscientes de las ventajas que para los nuevos hábitos de consumo constituyen las grandes superficies comerciales, siguen defendiendo su actividad porque constituye su forma de vida, su medio de trabajo.

Ahora, han sufrido un nuevo golpe con la regulación de horarios y rebajas comerciales que ha aprobado el Gobierno de Mariano Rajoy y el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, a propuesta del Consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, ha acordado presentar un recurso de inconstitucionalidad contra este Decreto-Ley. Una cosa es que convivan el pequeño comercio y las grandes superficies comerciales y otra, que se legisle una y otra vez a favor de las multinacionales. Podría ocurrir, como en La caverna de Saramago, que los grandes centros comerciales digan a los pequeños comerciantes: «Muere. Ya no te necesito», pero el pequeño comercio en Andalucía representa el ocho por ciento del PIB, forma parte de la fisonomía de nuestros pueblos y ciudades y no podemos permitir que sea una especie en peligro de extinción.”

Los comercios de la calle están sufriendo una enorme reconversión. Siempre queda la esperanza de que haya compras en las que la experiencia online nunca igualará a la offline, y que la crisis traiga consigo un poco de consciencia localista.

De todas maneras, resulta interesante ver cómo puede escaparse de nuestras manos. ¿Se trata de reflexionar y salvar aquello que nos interesa mantener? ¿O una fuerza superior y omnipresente decide por nosotros?

¿Qué será de las tiendas de la esquina? Y, sobre todo, ¿qué queremos que sea de ellas?

 

(Via Retail Intelligence)

ene 16

Una mirada en 2013 a una nueva época. Los grandes retos del siglo XXI, por Pasión por innovar

Escrito por // Editor-in-Chief

profesiones-siglo-XXI-salidas

No hay nada como comenzar 2013 mirando al futuro. Para ello estas navidades he estado entretenido leyendo el nuevo libro de Emilio Ontiveros y Mauro F. Guillen, “Una nueva época. Los grandes retos del siglo XXI”. Sin duda es un libro que nos dibuja el estado en el que se encuentra el mundo desde una perspectiva macroeconómica.

En dicho libro se recogen y se analizan siete principales cambios de tendencia.

1. Una economía global desequilibrada. “Las economías emergentes han llegado a representar más de la mitad de la actividad económica mundial. Suponen dos terceras partes de las reservas de divisas y están acumulando dos mil millones de dólares adicionales cada día”.

2. La irrupción de multinacionales procedentes de los mercados emergentes. “En 2010, las economías emergentes y los países en vías de desarrollo acogían un 25% de las 500 sociedades más grandes del mundo, un 29% del número total de empresas multinacionales y un 41% de los nuevos flujos de inversión extrajera directa correspondientes a los cinco años precedentes”.

3. La nueva demografía. “Por primera vez en la historia, varios países han invertido sus pirámides de edad, teniendo más personas mayores de 60 años que menores de 20, más gente vive en las ciudades que en el campo y más personas padecen de obesidad que de hambre”.

4. De la dictadura a la democracia y los estados fallidos. “Por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial hay más países en el mundo afectados por la fragilidad del Estado que países gobernados por dictadores. En general, hay una fuerte disminución de la legitimidad y capacidad del Estado tanto en los países desarrollados como en los países en vías de desarrollo”.

5. Un mundo dispar: desigualdad y pobreza. “Desde principios del siglo XXI ha disminuido la desigualdad en la distribución de la renta entre los países. Al mismo tiempo, ha continuado aumentando la desigualdad dentro de cada país, lo que está planteando difíciles problemas políticos y sociales por igual en los países desarrollados y en vías de desarrollo”.

6. La búsqueda de la sostenibilidad. “Los mejores científicos predicen que, sin medidas correctoras, el cambio climático se tornará irreversible en algún punto crítico del siglo XXI. En el año 2030 los precios de los alimentos podrían ser el doble que en 2011 y la mitad de la población mundial podría verse afectada por una grave escasez de agua”.

7. Las potencias mundiales del siglo XXI. “Durante la mayor parte del siglo XXI, India será la economía más grande en términos de población, China en términos de producción y Estados Unidos el país más rico de entre las principales economías en términos de renta per cápita”.

Una vez analizados estas tendencias los autores del libro identifican algunas de las posibles consecuencias que podrían acarrear dichos cambios. Las principales consecuencias de los cambios de tendencia en el ámbito de la economía y empresa parecen ser los siguientes:

  • Redistribución del poder geoeconómico.
  • Cambios en los mercados de consumo.
  • Potenciales perturbaciones globales financieras sistémicas.
  • Reducción de la pobreza.
  • Competencia fortalecida en industrias globales.
  • Nuevos centros de adopción de decisiones.

En lo que a sociedad y demografía respecta, las principales consecuencias que predicen los autores son:

  • Cambios en el comportamiento del consumidor, social y político.
  • Incremento de la desigualdad de la renta.
  • Incremento de la deuda pública.
  • Crecimiento de los retos urbanos.
  • Descenso de la natalidad.
  • Estilo de vida sedentario.
  • Redistribución global del consumo y del poder geoeconómico.
  • Mejora en las oportunidades de vida.
  • Problemas sociales y protestas políticas crecientes.

Las principales consecuencias de los cambios de tendencia en el ámbito de la política podrían ser las siguientes:

  • Cortes presupuestarios adicionales.
  • Declive de la capacidad del Estado.
  • Tensiones financieras.
  • Reducción de la capacidad para tratar problemas (local y globalmente).

Y en el ámbito de la geopolítica:

  • Redistribución global del poder.
  • Multipolaridad.
  • Desequilibrio geopolítico.
  • Mundo G-Cero.

El libro, “Una nueva época. Los grandes retos del siglo XXI”, es en mi opinión, un libro fundamental para entender el presente y poder vislumbrar el futuro. Es un libro que recoge multitud de referencias de otros autores e informes de organizaciones de todo tipo (gubernamentales y no gubernamentales) por lo que si se desea es fácil tirar de referencias para profundizar más en alguno de los ámbitos. ¿Qué otros libros sobre macroeconomía me recomendáis leer?

(Via Pasion por Innovar)

nov 08

Perspectivas del Consumo, noviembre 2011

Escrito por // Editor-in-Chief

millward

El informe de Millward Brown correspondiente al mes de octubre presta especial atención a las opiniones de los consumidores sobre los efectos de la crisis sobre sus ingresos personales y sobre sus familias. Creemos que pese al difícil contexto hay oportunidades.

A continuación transcribimos una parte del informe que podéis descargar desde aquí:

Flirteando con el abismo

Cuando se van haciendo públicos los datos de la economía nacional que hablan de estancamiento, especialmente de la demanda interna, nos cabe el pobre consuelo de que nuestros clientes, al menos, estaban prevenidos. Desde mayo, los datos del Índice de Comportamiento del Consumidor de Millward Brown rompieron los soportes que se habían definido de dos años antes, adentrándose en un clima regresivo (gráfico 1). Los acontecimientos desde entonces no han matizado este clima. El índice sigue moviéndose, con leves oscilaciones, en una zona que sólo puede traducirse en congelación de la demanda interna, con una fuerte presión sobre los precios. El trabajo de campo a que corresponden estos datos se realizó entre el 21 y el 24 de octubre, los acontecimientos que se han producido desde entonces en la Unión Europea y en los mercados sólo han podido incrementar el clima de cautela y preocupación. La opinión pública detecta que Europa flirtea con el abismo. De ahí sólo puede extraerse desconfianza y cautela.

Las perspectivas que se presentan a partir de los datos de octubre pueden sintetizarse en la continuidad del clima existente, con tendencia regresiva. La crisis está adquiriendo perfiles muy agresivos, con un fuerte poder intimidante sobre los individuos y los hogares. Cabría afirmar que desde mayo la crisis ha entrado en una nueva fase en la que la confianza en la economía va descendiendo paulatinamente y en la que la posición de los hogares y los individuos se siente progresivamente más débil, y la recuperación más lejana. Se añade a esto un clima muy pesimista sobre la creación de empleo, socialmente impera el escepticismo sobre este tema.

Este es el cuadro en el que va a tener que manejarse el consumo en los próximos meses. Las oportunidades, por tanto, se concentran en la innovación, en la búsqueda de nuevas vías de distribución que faciliten el acceso a productos o servicios más baratos y en especialización en nichos muy concretos. En cierto modo, la crisis ofrece oportunidades para explorar nichos: su dinámica esta fragmentado sectores sociales. La racionalidad de los consumidores se ve acentuada por la amenaza creciente de los efectos de la crisis. El precio seguirá siendo el factor determinante. Saber más

Fuente: Millward Brown

may 17

Perspectivas del consumo 2011

Escrito por // Enrique Clarós

Perspectivas consumo 2011

Según el análisis de comportamiento del consumidor que realiza Millward, hemos empezado el año con peores expectativas que en 2011. ¿Habrá motivos para que se despeje esta neblina durante el año?

Todos los indicadores, tanto de opinión sobre la situación como de actitudes ante el consumo, hablan de un clima progresivamente enrarecido, dominado por la desconfianza en las capacidades colectivas de la sociedad y en los actores llamados a dirigirla, y por las crecientes aprensiones sobre las consecuencias de la crisis sobre el empleo. Saber más →

may 22

Categorías que resisten la crisis

Escrito por // Enrique Clarós

Categorías que resisten la crisis

Deb Riechmann, en USA Today examina las categorías que se mantienen o crecen y analiza las motivaciones. Chocolate, calzado deportivo, preservativos, bronceadores, pintalabios, caramelos, etc.

Fuente: UsaToday, Deb Riechmann

http://www.usatoday.com/money/economy/2009-05-17-bucking-the-recession_N.htm