ene 10

El negocio de los “kits”, por Tomás Ferrándiz

Escrito por // Editor-in-Chief

El negocio de los “kits”: “

 

Desde hace meses proliferan las startups cuyo modelo de negocio se basa en el envío de kits compuestos por diferentes productos. Mientras en unas es necesario la suscripción mensual a través de micropagos para poder recibir el paquete de forma periódica, otras funcionan mediante pago por envío según tus necesidades puntuales. Hace un año aproximadamente Dollar Shave Club irrumpió en la red con una pieza viral que dio la vuelta al mundo y posicionó a esta startup como una de las ideas más originales del momento. ¿Su promesa? Enviar a casa mensualmente un kit con una maquinilla de afeitar de gran calidad, un juego de cuchillas y un bote de espuma para que no tengas que volver a preocuparte nunca de si las cuchillas se te han acabado o de si ese bote de espuma que un día te regaló la abuela se ha quedado petrificado en el armario. Basándose únicamente en el mercado masculino, la compañía ha ampliado su negocio; ahora si quieres también puedes incluir en el kit toallitas húmedas para limpiarse el culo (así de claro lo dicen) perfectas para el ejecutivo de hoy. Hace una semana visité con un compañero de trabajo el Websummit de Dublín y tuve la oportunidad de asistir a una charla de Michael Dubin, el fundador de dollarshaveclub.com y constató lo que muchos medios ya anunciaron en su momento; actualmente tienen más de 250.000 suscriptores en EE.UU y subiendo, lo que parece que le da alas de cara al futuro. Michael además me pareció una de esas personas sensatas con las ideas muy claras cuyos razonamientos sobre marketing, de una lógica aplastante, se mezclan con una visión muy actual de la comunicación; lo que claramente ha influido en el éxito de su empresa.

 

 

Helloflo.com es otro ejemplo que ha seguido la estela de Dollar Shave Club. A pocos meses de su puesta en marcha, la empresa consiguió el pasado junio una gran notoriedad con otro vídeo que llegó a tener más 6 millones de visionados en apenas un mes y que va camino de convertirse en uno de los virales del año. Su idea de negocio tiene que ver también con el mundo de la higiene, pero esta vez la femenina. A priori parece  un tanto sorprendente, pero al menos en EE.UU ya ha conseguido distribución de los packs vía Costco. Helloflo envía a casa un kit de bienvenida a las niñas que tienen su primera regla. El pack incluye compresas, tampones y golosinas. Además existen planes de suscripción con los que, cada mes, por un precio único recibes tu propio kit de compresas y golosinas, adaptado a la duración de tu periodo para que nunca más tengas que ir preocupándote de comprar compresas el día D.

 

 

Siguiendo con kits relacionados con el mercado femenino encontramos birchbox.com, una empresa que por suscripción te envía a casa muestras de las últimas novedades relacionadas con la belleza y la higiene. Es como cuando vas a la perfumería y te llenan la bolsita de muestras de cremas, pero sin tener que ir a la perfumería. Sentada tranquilamente en tu casa puedes disfrutar de nuevas cremitas y lociones que dejarán tu cara como la del culito de un bebé. Así que ya tenemos el kit de cuchillas para él, las cremas y tampones para ella, y ahora sólo falta que ambos se conozcan en una cena romántica. Pues ambos pueden darse un homenaje de los buenos  gracias a plated.com. Un exquisito menú preparado por chefs cuyos ingredientes vienen en un kit junto con las instrucciones para prepararlo. El día antes escoges entre alguno de los diferentes menús que ofrecen, y al siguiente día lo tienes en la puerta de casa, para que puedas hacerlo tú mismo sin preocuparte ni de la calidad de los ingredientes ni de los gramos que necesitas de cada cosa porque todo viene medido exactamente.

Y cómo colofón final,  tras una cena romántica nuestra pareja tiene una noche de pasión, y 9 meses después nace su primer hijo. Al año deben empezar a buscar guardería así que para que el niño vaya bien guapo compran uno de los packs que Zomummade. A penas por 60 euros te envían a casa un pack con toda la ropa que necesitas, eso sí, no es la típica que puedes encontrar en una tienda del barrio. Los diseños son absolutamente encantadores y están hechos a mano con algodón de altísima calidad. Y  lo mejor es que está todo hecho en nuestro país de manera responsable y con la producción controlada. Como dicen ellos en su vídeo ‘Producido localmente. Ayudando Globalmente’ porque además han adquirido un compromiso con la organización Bring the elephant home, que se dedica a salvar elefantes en Tailandia y prevenir su extinción. Si queréis que vuestros hijos no vistan con esas aburridas batas de guardería que miles de niños suelen llevar, os recomiendo una visita a la web. No os arrepentiréis. Y ellos tampoco.

 

(Via.)