Categoría: Expansión y desarrollo

ene 10

¿Cómo funcionan los modelos de negocio Long Tail?, por Javier Megías

Escrito por // Editor-in-Chief

¿Cómo funcionan los modelos de negocio Long Tail?

“Nos han enseñado a centrar nuestra atención en los mercados de masas, en ser capaces de crear y vender unos pocos productos que tienen el potencial de generar mucha demanda… lo que hace que descartemos productos o servicios con menor demanda para centrarnos en los top-sellers… pero ¿eso sigue siendo válido hoy en día?

 

¿QUÉ ES UN MODELO DE NEGOCIO ‘LONG TAIL’ O DE ‘LARGA COLA’?

Se trata de un concepto acuñado por Chris Anderson en su artículo The Long Tail, que luego se convirtió en el libro La economía Long Tail (e incluso en una charla TED)

Sus orígenes se basan en una idea simple, y es que  tradicionalmente hemos diseñado todos los modelos de negocio alrededor de la regla de Pareto: el 20% de los productos generarán el 80% de las ventas. O dicho de otro modo, centremos nuestros esfuerzos en los mercados de masas, en vender todavía más los productos que tienen mucha demanda.

Si representamos en una gráfica la distribución de ventas de cualquier empresa tendrá esta pinta seguramente:

Modelos-de-negocio-long-tail-cabeza

 

  • CABEZA: Estos son los productos más populares, los que más habitualmente piden los clientes… los top sellers, los 40 principales. Como dicen los ingleses, el mainstream.
  • COLA: Aquí se acumula una serie muy diversa de productos que aunque SI tiene demanda, es mucho menor que en el caso de la cabeza… y habitualmente resultan descartados.

¿Y qué nos dice la estrategia empresarial? Pues lo que parece obvio, que centremos nuestros esfuerzos en la cabeza de la cola, que es donde es más sensato invertir nuestros recursos para vender más.

Pongamos un ejemplo para entenderlo:

Imagina que tienes una librería de 100m2. ¿Qué libros pondrías en la estanterías, los más demandados por el público (‘Cincuenta sombras de Grey’…y demás) o libros que se venden menos aunque de vez en cuando alguien pregunte por ellos (‘La reproducción del escarabajo macho del Perú’).

La respuesta es obvia, y se basa en que existe un recurso escaso, en este caso el espacio físico de almacenamiento, que queremos aprovecharlo con productos que generen la máxima rentabilidad. Absolutamente sensato.

Sin embargo en los últimos tiempos han surgido nuevos modelos, denominados ‘Long Tail’ o de ‘Larga cola’ que basan su efectividad en vender menos unidades de más cosas (o lo que es lo mismo, centrar el foco en vender un numero mayor de productos (el 80%) con menor volumen de ventas). Y esto sucede porque cada vez más los consumidores prefieren productos o servicios de nicho, más específicos y que satisfacen mejor sus necesidades, que productos generalistas. Es decir,:

Los modelos long tail permiten crear nuevos modelos de negocio para productos o servicios de nicho agregando una demanda baja… o lo que es lo mismo, desatar el potencial de los negocios fuera del mainstream.

Modelos-de-negocio-long-tail-cola

 

 

¿Son LOS modelos LONG TAIL REALMENTE nuevos?

En absoluto. Datan de los inicios de la venta por catálogo… si lo piensas un poco lo entenderás.

Imagina los años 50. Vives en un pequeño pueblo, y te apasionan los bombones de menta… pero en la tienda local sólo tienen bombones normales, que son los que más se piden.

Sin embargo, un día llega a tu buzón un grueso catálogo que te ofrece bombones de menta, de naranja y de frambuesa…. y tu encantado haces tu primer pedido.

Realmente la venta por catálogo, por muy sexys que sean los modelos de negocio de Amazon y demás, es el precursor de éste tipo de modelos de negocio. Y podía funcionar porque, aunque realmente en tu pueblo no había demanda suficiente que justificase que la tienda local aprovechase su espacio (recurso carísimo) en almacenar algo que se pide poco, las empresas de venta por catálogo eran capaces de agregar la demanda de muchos sitios.

Y de repente llegan empresas como Amazon y hacen lo mismo. En una primera etapa realmente funcionaban de forma similar a como lo hacía una empresa de venta por catálogo: con almacenes en zonas rurales con un coste de almacenamiento muy bajo y logísticas eficientes y baratas era capaz de competir con los modelos tradicionales. Y actualmente en muchos libros de baja demanda ese coste de almacenamiento se ha vuelto casi despreciable ya que los libros se almacenan digitalizados y sólo se imprimen bajo demanda.

Esto ha permitido a empresas como Amazon que obtengan cerca del 40% de los ingresos de su negocio vendiendo productos situados en la cola

¿Que tener en cuenta en un modelo de negocio de larga cola?

Para crear un modelo long tail es muy importante comprender cómo funciona, así como los principales condicionantes del mismo. Y sobre todo, sus tres principales palancas:

  1. DEMANDA
    La mejor forma de que sea realmente rentable vender menos unidades de muchas cosas es que seamos capaces de agregar mucha demanda. Es decir, el éxito de estos modelos depende, principalmente de que podamos vender muchas veces cosas que por separado tienen poca demanda.

    Siguiendo el ejemplo anterior, aunque a priori en una librería normal el libro sobre ‘La reproducción del escarabajo macho del Perú’ tiene poca demanda, si somos capaces de sumar toda la demanda de todas las librerías de un país seguramente si que sea rentable vender el libro.

    En este caso, la clave es ser capaz de atraer mucha demanda cualificada (tráfico si nuestro modelo es Internet).

  2. ALMACENAMIENTO
    La decisión de centrar nuestra atención en la cabeza de la cola parte del hecho exclusivo de que tenemos un recurso muy caro y escaso (el espacio de almacenamiento), y que queremos maximizar su rentabilidad.

    Sin embargo, si encontramos una forma de disminuir de forma agresiva su coste y distribución (a través de estrategias de optimización de espacio, reducción de costes por ubicación, logísticas muy ajustadas, producción bajo demanda…etc) seremos capaces de aprovechar más espacio para vender cosas que tienen menor demanda.

    La otra opción es que el producto que vendemos sea susceptible de ser completa o parcialmente digitalizado (música, libros, películas…y más) lo que en la práctica implica que su coste de almacenamiento tiende a cero.

  3. RECOMENDACIÓN
    La tercera palanca sobre la que debemos actuar en un modelo de negocio de larga cola es a través del uso de estrategias de recomendación.

    Por ejemplo, si un cliente solicita un libro sobre ‘Insectos’ (cabeza) que se le recomiende el libro ‘La reproducción del escarabajo macho del Perú’ (cola).

    Otra opción ligeramente diferente es utilizar lo que yo llamo ganchos, algo que tiene sentido en modelos muy enfocados a long tail: aunque de donde saquemos rentabilidad es de la cola, es difícil sostener un modelo solo con esa demanda. Por eso es mejor idea generar ciertos productos ‘gancho’ (unos pocos topsellers’) que nos sirvan para poder generar estrategias de recomendación que conduzcan la demanda a lo largo de la cola.

¿QUÉ *NO* ES UN MODELO DE LARGA COLA?

Como dicen muy bien Stop pitching long tail business models, a menudo los modelos de long tail se utilizan como excusa para presentar aproximaciones muy pobres al mercado, o simple y llanamente, un absoluto desconocimiento del mismo. Concretamente hay 3 situaciones muy habituales:

  1. OPTIMIZAR EL MERCADO: La excusa es hacer una aproximación rápida al mercado probando un modelo de larga cola y ver qué zonas o productos de la cola tienen demanda. Traducido: No tenemos ni idea de qué necesita nuestro cliente, así que vamos a probar una estrategia de ‘trabuco’ y rezar porque algo tenga demanda.

  2. NICHOS ADYACENTES: En este caso se parte de la idea de que vamos a empezar a centrar nuestra propuesta en un nicho muy específico y poco a poco iremos atacando nichos adyacentes hasta generar una estrategia long tail rentable. La idea es realmente buena, y puede funcionar… pero habitualmente es una idea de crecimiento muy lento y sobretodo con un potencial de mercado pequeño. Rentable pero difícilmente invertible (lo que no es malo, ojo)

  3. MICRO-INGRESOS: Uno de los más interesantes, el truco es generar disrupción en una industria tradicional cambiando las reglas de negocio y dejando de cobrar de la misma forma. Típicamente implica focalizar la estrategia en prestar gratis un servicio (que hasta ahora costaba dinero) y monetizarlo con pequeños micropagos. El modelo sin duda tiene potencial pero NO es de ninguna forma una aproximación long tail sino más bien una aproximación para reinventar el modelo de negocio establecido de la industria

Espero que éste artículo te haya ayudado a comprender los modelos de negocio Long Tail y sobre todo, entender cuales son las palancas sobre las que actuar si queremos crear uno.

chiste-long-tail

 

El Blog de Javier Megias, 12 dic 2013 08:30 by jmegias

ago 22

Agonia de los Centros Comerciales, por Revisión Interior

Escrito por // Editor-in-Chief

Agonia de los Centros Comerciales:

“Tras el cierre en Madrid del Centro comercial M-40 hace un par de años y a la vista de la situación actual de algunos centros hay quienes ya hacen apuestas sobre cuál será el próximo en echar el cierre

Estas pasadas semanas por motivos personales y profesionales hemos recorrido diversos centros comerciales en Madrid y lo que nos hemos encontrado en la mayoría de ellos ha sido alarmante, con un gran número de locales cerrados sin comercializar que oscila entre el 20 al casi 35 %. Cada uno tiene sus causas, pero es un hecho que se esta generalizando a casi todos. Vamos a analizar 3 de ellos.

El primero que nos causó alarma fue el Centro Comercial Parque Corredor cercano a Torrejón de Ardoz. En éste el creciente número de espacios cerrados deja un panorama de lo más desolador. La marcha de Zara, junto con otras insignias del grupo Inditex como Pull & Bear y Massimo Dutti (curiosamente todavía no han cerrado Stradivarius ni Zara Home) deja el tramo de pasillo donde se encontraban en una sensación de abandono total pues eran espacios grandes y bien situados dentro del Centro.

La marcha de Inditex es un indicativo claro del descenso de ventas en un Centro Comercial pues muchos centros comerciales sabiendo la importancia de la presencia del grupo como locomotora del centro les ceden el espacio de forma gratuita por un tanto por ciento de la venta, cuando ni así es rentable el local y el grupo abandona la actividad es que algo va muy mal, así que nos planteamos si el resto de locales, que encima si tienen que pagar alquiler, podrán aguantar mucho tiempo en este centros.

A pesar de que hace unos años abriese una gran Primark para intentar reactivar el centro, su actividad cada vez va a menos. Además de por el envejecimiento del centro, una de las causas principales de su declive está en la apertura de nuevos centros comerciales en las cercanías como Plenilunio o los varios abiertos recientemente en Alcalá de Henares.

El segundo centro es Plaza Norte 2 en San Sebastián de los Reyes, ubicado en el parque comercial donde, entre otros, se encuentra el centro de Ikea que más vende en Madrid y un gran Carrefour.

En un principio destinado a un público de clase media- alta, sus espacios se comercializaron como tales, pero nunca llego a calar y ni a funcionar del todo bien. Gracias a El Corte inglés, que ante el deficiente funcionamiento de su tienda de Sfera de dos plantas recondujo su actividad ampliándolo a todo el ala derecha de una de las plantas para convertirlo un área de tiendas multimarca bajo su paraguas, el centro se ve menos vacío, pero este centro desde siempre ha atravesado por dificultades y en la actualidad a las múltiples tiendas cerradas dispersas por el centro se suma un pasillo de la planta primera en donde casi todos sus locales están cerrados y eso pese a la relativamente reciente apertura de una tienda Hollister en ese tramo para revitalizar la venta.

Con un índice de abandono que podríamos valorar en más de un 30 % de locales cerrados, en este caso las causas son puramente comerciales, pues el centro todavía es relativamente nuevo y está en buen estado de conservación y a su alrededor no se han abierto nuevas ofertas.

El último caso es el del Centro Comercial Madrid Xanadú, un centro que al diferencia del anterior, desde el principio funciono bastante bien, siendo elegido incluso por algunas marcas para implantar su primera tienda en Madrid por su potencial de público, antes de seguir luego con otras aperturas en otras ubicaciones. Recordemos que marcas de calado internacional como Hollister o Apple abrieron allí sus primeras tiendas en la ciudad, y lo mismo ocurrió con Zara Home.

Pues bien, la semana pasada nos sorprendió encontrarnos con un índice de abandono que supera el 20 %, y aquí tampoco hay competencia de nuevos centros comerciales, deterioro del centro ni una trayectoria oscilante.

Está que en todos los casos les afecta la crisis de consumo, y a eso se añaden las aperturas de otros centros comerciales en las proximidades con una misma oferta y sin ninguna diferenciación, pero en este caso si existe una diferenciación, ya que se encuentra en una ubicación diferente, a medio camino entre las provincias de Madrid y Toledo, y cuenta con una oferta de ocio única, su pista de Sky, así que esperemos lo suyo sea un bache temporal y pronto haya una nueva recuperación.

Hemos comentado estos tres casos, pero podríamos hablar de más, como el Centro Comercial Tres aguas, el Sexta Avenida o el ABC de Serrano, este último no levanta cabeza ni con la apertura de Mercadona, y sus tiendas abiertas en las plantas intermedias se pueden contar casi con los dedos de una mano. Estos entre los más importantes y de gran tamaño, no hablemos ya de otros más pequeños o modestos, alguno de los cuales suele también ha llegado a cerrar aunque sin tanta repercusión mediática.

No obstante, pese a tantos datos negativos, también podemos encontrar otros donde no es fácil ver algún local vacío, e incluso cuentan con lista de espera para su ocupación como son los casos de los centros comerciales La vaguada, Parque Sur o Plenilunio entre otros. A los dos primeros les ayuda ser de los más antiguos de Madrid y haber quedado integrados en barrios con una población alta, al tercero su gran tamaño y su situación estratégica próximo a diversos núcleos de población ya afincados en la zona desde hace mucho tiempo y no con viviendas del boom inmobiliario que no han sido ocupadas, y próximo cercano también al aeropuerto de Barajas.

Según nos explicaba en un Twitter Rómulo Galaviz desde Venezuela, el fracaso de algunos centros comerciales se debe a la mala gestión del Tenant Mix, que para quien como nosotros desconozca el término, es la mezcla de comercios dentro del centro comercial. Porque una cosa es la combinación que le gustaría a todo director de un centro comercial y otra muy distinta las empresas que están dispuestas a apostar por el e instalarse allí. La mayoría de las veces las que se quiere que entren no lo hacen y cuando lo hacen es con la condición de estar donde ellas consideran más oportuno y no donde querría el centro comercial, y no olvidemos que el centro comercial es un negocio en sí mismo, y se nutre de alquileres, comunidades….

Aun así nosotros no creemos que en todos ellos sea esta la causas de su fracaso y estamos convencidos que tendrá que producirse una reorientación de muchos de estos centros comerciales si quieren sobrevivir, bien especializándose en grupos de población o en un nivel adquisitivo, para así poder atraer a ese tipo de público. Porque casi todos los centros que hemos comentado se dirigen casi al mismo público de clase media, que no solo se encuentra saturado de oferta sino que es uno de los más castigados por la crisis y ha tenido que ajustarse el cinturón, y lo ha hecho entre otras cosas renunciando principalmente a la compra innecesaria de textil, calzado y otros, y quizá no tanto al ocio, aunque este lo satisface también en lugares con una oferta más económica.

Las imagenes que ilustran esta entrada corresponden a un centro comercial realizado completamente con contenedores que se encuentra en  Christchurch -  Nueva Zelanda.”

(Via: Revisión Interior)

may 03

Los productos ecológicos… ¿un fenómeno pasajero o han venido para quedarse?

Escrito por // Daniel Ubeda Hernandez

Los productos ecológicos… ¿un fenómeno pasajero o han venido para quedarse?

everis prevé un cambio de paradigma en el segmento ecológico después de haber estudiado mercados europeos más maduros, observado la situación de los últimos años en España y analizado las últimas tendencias en los diferentes canales de venta

Los productos ecológicos están de moda. El creciente interés de los consumidores por una vida más saludable ha provocado el auge de los artículos con el atributo “bio” o “eco” como propuesta de valor. La alimentación es, sin duda, el sector más representativo y el auge del color verde en los lineales de los centros de distribución reflejan la identificación de dicha tendencia por parte de productores y distribuidores.

Según el estudio everis realizado, lejos de ser una moda fugaz, el mercado de la alimentación ecológica presenta un claro potencial de crecimiento para los próximos años. everis prevé que el mercado español crezca entorno al 12%, pasando de los 905 M€ en 2008 hasta alcanzar la cifra de 12.182 M€ en 2020.

No obstante, las cifras actuales del mercado ecológico en España muestran el poco desarrollo que éste aún presenta en nuestro país, donde, tan sólo el 1% de la alimentación consumida es ecológica. Este porcentaje parece poco significativo a tenor de los datos que presentan países como Dinamarca, donde esta cifra se multiplica por 7. En otros países como Italia, más similares en cuanto a la cultura y la estructura de canales de venta, el peso de la alimentación ecológica es tres veces superior al de España.

Sin embargo la demanda en España de productos ecológicos crece de manera exponencial.: en los 10 últimos años, el mercado ha crecido a un ritmo del 25%, siendo superior a la media de crecimiento del conjunto de la Unión Europea -que se sitúa en el 12%- e incluso por encima del crecimiento de países con un fuerte arraigo de la cultura ecológica como Dinamarca o Alemania.

Sin embargo, uno de los factores que impiden el desarrollo del mercado ecológico español viene dado por el hecho de que el país cuenta con un tejido agrícola ecológico poco desarrollado y orientado principalmente a la exportación. Así, a pesar de ser el principal productor de alimentos ecológicos de Europa, España exporta más del 50% de su producción. Además, el país cuenta con una oferta muy atomizada, formada por empresas con volúmenes medios de facturación de 60.000€. Todo ello, impide aprovechar economías de escala y dar lugar a cultivos poco productivos. En base a dicha situación, everis apunta que España no tendrá capacidad para atender su demanda futura de productos ecológicos ni podrá fijar unos precios competitivos.

Una demanda latente

Según datos propocionados por el Ministerio, más del 50% de los consumidores españoles ha consumido alguna vez productos ecológicos y el 92% de ellos tiene intención de aumentar su consumo. Además, el cliente nacional está concienciado de la importancia de comer productos naturales. Prueba de ello es que la salud, el gusto y la calidad son los principales motivos para la compra de productos ecológicos. Tal y como describe el barómetro de consumo realizado por everis, dicha motivación y el perfil del consumidor tipo español coinciden con los atributos que definen al consumidor europeo. La diferencia recae en que mientras que en Europa ya se ha alcanzado la masa crítica o una mayoría de la población, en España los consumidores ecológicos todavía se consideran early adopters y representan un pequeño nicho de mercado poco desarrollado.

Así, si la sociedad parece querer consumir más productos ecológicos, ¿por qué no lo hace? Según everis, el precio elevado, el desconocimiento y la dificultad de encontrar productos ecológicos fuera de las tiendas especializadas son los principales obstáculos para el consumo de este tipo de productos. En este sentido, everis considera que un eventual desplazamiento de las ventas a la distribución moderna (grandes superficies) y una natural reducción de precios y provocarían un aumento exponencial del consumo ecológico.

Prueba de ello es que la comparación con Europa demuestra que en países como Dinamarca, con un consumo per cápita en 2010 de 142€, las ventas de productos ecológicos en canales como la distribución moderna representan el 80% del total, mientras que en España, donde el consumo per cápita no llegaba a 20€ en 2009, este valor apenas alcanza el 30%.

Finalmente, el estudio señala la viabilidad de reducir los diferenciales de precio entre el producto ecológico y el convencional. Así, mientras que en España esta diferencia es del 70%, en países como Austria y el Reino Unido el margen se reduce a más de la mitad. everis estima que, en caso de reducirse el precio a un diferencial del 40%, el mercado español podría triplicarse y superar los 3.000 M€. La consultora concluye que es posible que las compañías reduzcan sus precios sin perder margen de venta ya que, actualmente, este margen en los productos ecológicos es 7 veces mayor que el de los convencionales.

La gran distribución, un paso por delante

Por otro lado, todavía no existen en el mercado español grandes marcas reconocidas y posicionadas como ecológicas lo que, unido a la falta de homogenización de las certificaciones ecológicas, no ayuda a generar confianza en unos clientes escarmentados ante el histórico mal uso del atributo “eco”. Ante ello, la distribución moderna ha aprovechado esta falta de reconocimiento de marca y ha liderado la introducción de la alimentación ecológica en sus lineales. Así, distribuidores de referencia han desarrollado marcas propias, ofertando una amplia gama de productos –inclusive algunos commodity-, y habilitando espacios exclusivos para dichos productos. La distribución moderna ha aprovechado sus fuertes economías de escala adaptando mejor su oferta a medida que el mercado español se ha ido desarrollando.

Conscientes de ello, otros canales como las tiendas especializadas están desarrollando alianzas con los productores para reducir los precios y poder ganar competitividad con respecto los grandes distribuidores.

En conclusión, los datos expuestos apuntan a que el mercado ECO está llamado a instalarse definitivamente en el día a día de nuestros hábitos de consumo.

 

Daniel Úbeda

Ainhoa Soriano

Eugenia Jimenez

Marina Moral

Miquel Angel Artero

sep 07

Expansión y Desarrollo

Escrito por // Editor-in-Chief

Sección en fase de desarrollo.

Si conoces ayudas o herramientas para la expansión o internacionalización de cadenas de retail, puedes difundir la infomación enviando los detalles a Contacto.

Muchas gracias