Categoría: Restauración

ene 10

El reto “growing young” para el sector alimentario

Escrito por // Editor-in-Chief

El reto “growing young” para el sector alimentario:

“Conocer las necesidades, preferencias y perfil sociológico de la población mayor de cincuenta años resulta fundamental para que la industria alimentaria sea capaz de desarrollar nuevos productos adaptados a sus demandas. Con el fin de dar a conocer las claves de este nuevo mercado, AZTI-Tecnalia y Basque Culinary Center organizaron a finales de Octubre el simposio ‘Growing young’, que ha contado con la colaboración de la Asociación de Fabricantes y Comercializadores de Aditivos y Complementos Alimentarios (AFCA). La jornada se centró en el contexto sociológico, gastronomía aplicada, tendencias y demandas de los consumidores sénior, así como en sus necesidades y en las particularidades de su dieta a lo largo del proceso de envejecimiento. Según el profesor de sociología de la UPV-EHU Iñaki Martínez de Albéniz, ‘es contraproducente encerrar al sector sénior en un retrato estadístico. Por el contrario -afirma el sociólogo-, hay que considerarlo como un consumidor reflexivo, darles voz y atender a su estilo de vida’. Desde el Observatorio de tendencias y mercado de AZTI-Tecnalia apuntamos a la ‘importante oportunidad que para el mercado alimentario, principalmente en Europa y España suponen los séniors y los young séniors, un segmento poblacional muy numeroso y en rápido crecimiento’. Las oportunidades para la innovación en productos de alimentación y bebidas dirigidos a este target ‘giran en torno a tres ejes: la salud, sobre todo en términos de comunicación y de mostrar claramente el beneficio al consumidor;   la  comodidad en cuanto al uso y consumo del producto;  y el placer’. El gran reto de la industria alimentaria ‘es conseguir productos que no sólo nutran sino que sean placenteros, buscar el placer a través de la sensorialidad y provocar emociones, en definitiva volver a disfrutar comiendo y solventar así problemáticas asociadas a las mermas sensoriales o de salud que desembocan en la pérdida de apetito’. Según Matxalen Uriarte, responsable del área de Nuevos Alimentos de AZTI-Tecnalia, ‘el futuro está en crear productos que nos permitan que, a los 70 años, nos mantengamos como actualmente a los 50’. En el simposio se han dado a conocer prototipos de nuevas formulaciones y alimentos funcionales atractivos para la población mayor. Los nuevos ingredientes y aditivos también han formado parte del programa. Por ejemplo, se ha mostrado el palatinose como alternativa al azúcar, la proteína de guisante destinada a la nutrición clínica y los péptidos bioactivos de colágeno, que mantienen en buen estado huesos y articulaciones. Los gustos y necesidades sensoriales de la población de mayor edad (gran parte aún en activo) han centrado buena parte de la jornada. Especialistas en alimentación de AZTI-Tecnalia junto a cocineros del restaurante Mugaritz han realizado una demostración de elaboración de nuevos productos con ingredientes funcionales. El ‘showcooking’ ha puesto de manifiesto que se pueden lograr propuestas de alta calidad gastronómica ajustadas a las texturas, maridajes sensoriales y requerimientos nutricionales demandados por las personas mayores. El simposio ha contado con ponencias de expertos que han apuntado las características que deben presentar los productos diseñados específicamente para prevenir y corregir las deficiencias de las personas durante el proceso de envejecimiento. Según los especialistas, los alimentos para personas maduras tienen que contar con un perfil nutricional adaptado a sus necesidades concretas, como salud cardiovascular, refuerzo del sistema inmunitario, aporte de proteínas o regeneración ósea. Tendrán que ser, además, productos fáciles de preparar, conservar y servir, así como disponer de un envase y etiquetado apropiados para su fácil lectura y mensajes atractivos. Acceso a las ponencias Vídeo resumen del evento”

(Via.)

ene 10

La Terrenal

Escrito por // Editor-in-Chief

Logo La Terrenal Stores cuad

La Terrenal es una nueva categoría gastronómica que ofrece venta y degustación de alimentos y platos basados en productos de proximidad. Nuestra avanzada tecnología retail combina autoservicio, granel y venta asistida, ofreciendo una completa experiencia de compra y degustación. En La Terrenal puedes disfrutar de alimentos autóctonos de autor, cocinados con imaginación en un espacio que reinventa la tradición.
Próximamente en Barcelona, Girona, Sant Cugat y Figueres.

jul 05

Comer y beber sin parar, por Antonio Agustín

Escrito por // Editor-in-Chief

Large group of foods

Comer y beber sin parar:

Decía Leonardo da Vinci que el hombre era una especie de máquina de procesar comida… y tenía razón. El año pasado consumimos en España unos 40 millones kilogramos de alimentos y bebidas que nos costaron algo más de 100.000 millones de euros. O sea, agárrense los que están a régimen y sepan, que cada español consumió de media casi 900kg/litros de alimentos. Sí, sí, una tonelada. De éstos, la cuarta parte fueron líquidos (¿se pueden imaginar el barril de los 220 litros que ingerimos al año de agua, cerveza, vino y alcohol?) y una cuota muy parecida nos la zampamos en kg de verduras y hortalizas:¡para que digan que no somos verdes, 210 kg por persona y año!
Más cosas. La comida en el hogar (o sea, en casa) supuso en torno al 75% del total que consumimos. Es decir, que hiper, super, tiendas de descuento y tiendas tradicionales se llevaron la parte gorda de un pastel. El otro 25% correspondió a restaurantes, bares y baretos, hoteles, cafeterías y comedores colectivos… Y para los más curiosos, antes de que lo pregunten: Sí. Cada año consumimos más. Lo único es que con la crisis se racionaliza el gasto y se compra más barato (de todos es conocido el fenómeno de la marca blanca que otro día, con más calma, prometo hablar).
Dicen los entendidos que el mundo de la hostelería y restauración en España es de aúpa. Para enmarcarlo, algunas cifras. Casi 360.000 puntos de venta si sumamos bares nocturnos, hoteles, restaurantes, bares y cafeterías repartidos por todas las esquinas de España… regentados casi siempre por autónomos que nunca cerrarán salvo que los alquileres los asfixien o los clientes se muden progresivamente a comer en alguno de los 8.000 restaurantes de cadenas organizadas(llámense Pans, Mc Donalds, Cantina Mariachi o Burger King).
Los datos del Ministerio de Agricultura dicen que el último año (2012) fue nefasto para el mundo de la restauración, no sólo por el mal tiempo, sino porque a pesar de que el tentempié fue a más, el gasto total fue a menos. Dicho de otra manera, se fue al super y a la tienda de descuento. Más bocata en casa, menos salidas con los niños a comer y a cenar, y en general menor consumo. La incompatibilidad de los coches con el alcohol ha dislocado el mercado y ha llevado el consumo de las cervezas y la pizza a las tardes de fútbol en casa,  sustituyendo cenas y demás.
Varias reuniones estos últimos días con agentes del sector me hacen sospechar que la reconversión que sufrieron los colmados y pequeñas tiendas de alimentación hace 15 años está ahora llegando a los bares. Hubo quien decía que el número de éstos y peluquerías tenía que ver con el índice de paro del país porque buena parte de los desempleados utilizaban el capital recibido en reinvertirlo en una “auto empresa” o “auto ocupación”. Lo malo de ahora es que con tantos como tenemos dudo que quepan más… ¿Quizá un cambio de titularidad?
Algunas reflexiones finales.
Una. Tanta comida y bebida asusta, es verdad, pero tranquiliza la economía porque no es broma que más del 10% son acelgas, patatas, huevos, agua y demás. Seguimos y seguiremos comiendo.
Dos. Parece que estamos cambiando la línea del valor (menos precio)  coincidiendo mucho con lo de la salud. Tocamos a 11 kg de huevos (aunque sean menos). Menos carne, menos pescado, menos agua mineral y menos plato preparado y más verdura fresca, pasta y pan. ¿La crisis nos pone a dieta?
Tres. El cascabel se lo están poniendo al gato los supermercados. Contra los hipers que exigen gastar más por viaje.
Cuatro. El consumo en bar ha ido a menos. Seguro que es algo coyuntural. Los parados consumen quintos en vez de medianasy la gente empieza a acostumbrarse a las “marcas” como Lizarrán que van sustituyendo en defecto del Manolo´s Bar.
Quinto. Entre tanto dato y tanta cosa me da que este sector siempre estable cuando los otros reciben caña sin compasión, también tendrá que cambiar. En restaurantes y tiendas se empieza a sentir la revolución.

(Via Retail Experience)

ene 20

Cervezas Artesanales de Madrid, por Revisión Interior

Escrito por // Editor-in-Chief

screenshot2

Cervezas Artesanales de Madrid:

Madrid ha sido desde antaño una región con tradición cervecera, siempre tuvo pequeñas fábricas repartidas por su territorio que con el paso del tiempo se fueron haciendo grandes e importantes para acabar siendo compradas y fusionadas con grandes grupos del sector.

Y es que Madrid cuenta con un valor muy importante para la cerveza: su agua, que siempre ha tenido fama de ser buena. Y como el agua constituye el 90% de la cerveza, tener un agua de calidad es un excelente punto de partida para el establecimiento de fábricas en la región y para competir con otras cerveceras de España.

Por si esto fuera poco, nuestra ciudad cuenta también con dos elementos claves para el éxito del consumo de cerveza: una climatología seca y soleada, y una red de bares única por habitante, 14.600 bares y restaurantes, uno por cada 450 habitantes.

Así que, con estas premisas y ahora que vuelve a estar de moda lo artesano, el campo para volver a fabricar cervezas de calidad y a pequeña escala con el marchamo de la región estaba despejado. Y así han sabido verlo en estos tiempos de crisis, tan necesitados de nuevas iniciativas, varios emprendedores.

En Julio de 2010, fruto ruto de un grupo de emprendedores, liderados por David Castro y a los que une la pasión por la cerveza, el mundo empresarial y el apego a la historia y gentes de Madrid, con el ánimo de ofrecer al mercado una serie de cervezas artesanales de alta calidad y bajo volumen de producción nace, bajo el nombre de la diosa icono de Madrid, La Cibeles, una nueva marca de cervezas fabricadas en la comunidad, “la única cerveza que tiene un monumento” como ellos mismos dicen.

En 2012 y en una nave de un polígono industrial situado en la localidad de las Rozas de Madrid veía la luz una segunda marca: La Virgen. Sus promotores: dos emprendedores madrileños que trabajaban en San Francisco (Estados Unidos) y empezaron a elaborar cerveza en su propia casa, Jaime Riesgo, un publicitario avezado y su mujer, Ana Elena Coello, asesora de inversiones. Ambos, junto a Estanis Carenzo y Pablo Giudice, de Sudestada, iniciaron la aventura.

Merece la pena acercarse hasta allí, no solo por la calidad de sus cervezas o su ya famoso perrito caliente, sino por la gracia del lugar, que parece semiclandestino, una nave blanca con hechuras de garaje en la que, como en casi todos los lugares donde se fabrican cervezas artesanas, los tanques de acero inoxidable parecen de juguete.

Quien quiera conocer el proceso no tiene más que concertar una cita por teléfono y se lo enseñarán todo, incluidas las cubas de fermentación, los depósitos de frío donde reposan las cervezas antes del embotellado y hasta la caldera, que se alimenta con un curioso y muy ecológico combustible, huesos de aceituna.

Cierran toda la semana, salvo jueves y viernes a partir de las 19,30 y también abren los sábados, incluso por la mañana. Cuentan con una barra y varios grifos y la clientela llena las mesas que se desparraman por el callejón donde se encuentra la nave lo que le da un aire como de bar improvisado, o lo que podríamos denominar, siguiendo la moda actual, un “pop-up bar”.

Un lugar muy diferente nos ofrece la Fábrica de Cervezas Maravillas, un bonito espacio situado en pleno centro de Madrid donde degustar también las cervezas artesanales que producen sus dos maestros cerveceros, el francés Thierry Hascoët y David Rodríguez, estadounidense de origen español.

Este pequeño pero diáfano espacio diseñado por la interiorista Tamara Pintado (otra de las socias) tiene una sala de degustación, con sus cañeros, su barra y unas cuantas mesas altas y, detrás, la pequeña fábrica, a la vista del público, donde se elabora el preciado líquido.

A nosotros, por motivos profesionales, nos gustó más este último local, pero os aconsejamos visitar las fábricas y probar algunas variedades, bien allí mismo o adquiriéndolas en alguno de los lugares donde las venden embotelladas.

El secreto de estas “craft beers” y los sabores acentuados que consiguen, está, como no podía ser de otra manera, en el proceso de producción de las microcervecerías: elaboración totalmente natural a partir de agua, cereales malteados, lúpulo y levadura, sin conservantes ni aditivos. El resultado son cervezas vivas e intensas, sin pasteurizar, ni filtrar, con más cuerpo, y, generalmente, de gusto y aroma más potente que las no artesanales.

El público que consume estas marcas va desde el entendido de la cerveza qué distingue aromas y matices, hasta gente que quiere probar algo diferente y que sin tener ni idea del proceso de fabricación pide que le expliquen qué es cada cosa.

Así que más que para el popular “salir de cañas” estas cervezas y los lugares en que se pueden degustar sirven para fomentar la cultura y el consumo de la (buena) cerveza en la capital y para educar al paladar cervecero y probar cosas nuevas. Además, estaremos contribuyendo a la economía local.

Pero este fenómeno de las cervezas artesanales y sus pequeñas (o no tanto) fábricas no es exclusivo de la capital, ya os hablamos también en otra entrada de la estupenda Fábrica de Cervezas Moritz catalana, la más antigua de España, por poner otro ejemplo. ¿Y cuáles son las razones para este éxito en nuestro país? Pues como muy acertadamente creemos apuntaba un conocido bloguero del diario El País:

Suelen ser buenas, se atreven a competir con el vino en la mesa.

Presumen de vocación ecológica.

Representan algo exclusivo a precio asequible.

O sea, las mismas claves para el éxito que vemos repetidas en muchos sectores y modelos de negocio que os venimos mostrando: calidad y diferenciación a precios razonables.

Revisiones

(Via Revisión Interior)

may 03

Los productos ecológicos… ¿un fenómeno pasajero o han venido para quedarse?

Escrito por // Daniel Ubeda Hernandez

Los productos ecológicos… ¿un fenómeno pasajero o han venido para quedarse?

everis prevé un cambio de paradigma en el segmento ecológico después de haber estudiado mercados europeos más maduros, observado la situación de los últimos años en España y analizado las últimas tendencias en los diferentes canales de venta

Los productos ecológicos están de moda. El creciente interés de los consumidores por una vida más saludable ha provocado el auge de los artículos con el atributo “bio” o “eco” como propuesta de valor. La alimentación es, sin duda, el sector más representativo y el auge del color verde en los lineales de los centros de distribución reflejan la identificación de dicha tendencia por parte de productores y distribuidores.

Según el estudio everis realizado, lejos de ser una moda fugaz, el mercado de la alimentación ecológica presenta un claro potencial de crecimiento para los próximos años. everis prevé que el mercado español crezca entorno al 12%, pasando de los 905 M€ en 2008 hasta alcanzar la cifra de 12.182 M€ en 2020.

No obstante, las cifras actuales del mercado ecológico en España muestran el poco desarrollo que éste aún presenta en nuestro país, donde, tan sólo el 1% de la alimentación consumida es ecológica. Este porcentaje parece poco significativo a tenor de los datos que presentan países como Dinamarca, donde esta cifra se multiplica por 7. En otros países como Italia, más similares en cuanto a la cultura y la estructura de canales de venta, el peso de la alimentación ecológica es tres veces superior al de España.

Sin embargo la demanda en España de productos ecológicos crece de manera exponencial.: en los 10 últimos años, el mercado ha crecido a un ritmo del 25%, siendo superior a la media de crecimiento del conjunto de la Unión Europea -que se sitúa en el 12%- e incluso por encima del crecimiento de países con un fuerte arraigo de la cultura ecológica como Dinamarca o Alemania.

Sin embargo, uno de los factores que impiden el desarrollo del mercado ecológico español viene dado por el hecho de que el país cuenta con un tejido agrícola ecológico poco desarrollado y orientado principalmente a la exportación. Así, a pesar de ser el principal productor de alimentos ecológicos de Europa, España exporta más del 50% de su producción. Además, el país cuenta con una oferta muy atomizada, formada por empresas con volúmenes medios de facturación de 60.000€. Todo ello, impide aprovechar economías de escala y dar lugar a cultivos poco productivos. En base a dicha situación, everis apunta que España no tendrá capacidad para atender su demanda futura de productos ecológicos ni podrá fijar unos precios competitivos.

Una demanda latente

Según datos propocionados por el Ministerio, más del 50% de los consumidores españoles ha consumido alguna vez productos ecológicos y el 92% de ellos tiene intención de aumentar su consumo. Además, el cliente nacional está concienciado de la importancia de comer productos naturales. Prueba de ello es que la salud, el gusto y la calidad son los principales motivos para la compra de productos ecológicos. Tal y como describe el barómetro de consumo realizado por everis, dicha motivación y el perfil del consumidor tipo español coinciden con los atributos que definen al consumidor europeo. La diferencia recae en que mientras que en Europa ya se ha alcanzado la masa crítica o una mayoría de la población, en España los consumidores ecológicos todavía se consideran early adopters y representan un pequeño nicho de mercado poco desarrollado.

Así, si la sociedad parece querer consumir más productos ecológicos, ¿por qué no lo hace? Según everis, el precio elevado, el desconocimiento y la dificultad de encontrar productos ecológicos fuera de las tiendas especializadas son los principales obstáculos para el consumo de este tipo de productos. En este sentido, everis considera que un eventual desplazamiento de las ventas a la distribución moderna (grandes superficies) y una natural reducción de precios y provocarían un aumento exponencial del consumo ecológico.

Prueba de ello es que la comparación con Europa demuestra que en países como Dinamarca, con un consumo per cápita en 2010 de 142€, las ventas de productos ecológicos en canales como la distribución moderna representan el 80% del total, mientras que en España, donde el consumo per cápita no llegaba a 20€ en 2009, este valor apenas alcanza el 30%.

Finalmente, el estudio señala la viabilidad de reducir los diferenciales de precio entre el producto ecológico y el convencional. Así, mientras que en España esta diferencia es del 70%, en países como Austria y el Reino Unido el margen se reduce a más de la mitad. everis estima que, en caso de reducirse el precio a un diferencial del 40%, el mercado español podría triplicarse y superar los 3.000 M€. La consultora concluye que es posible que las compañías reduzcan sus precios sin perder margen de venta ya que, actualmente, este margen en los productos ecológicos es 7 veces mayor que el de los convencionales.

La gran distribución, un paso por delante

Por otro lado, todavía no existen en el mercado español grandes marcas reconocidas y posicionadas como ecológicas lo que, unido a la falta de homogenización de las certificaciones ecológicas, no ayuda a generar confianza en unos clientes escarmentados ante el histórico mal uso del atributo “eco”. Ante ello, la distribución moderna ha aprovechado esta falta de reconocimiento de marca y ha liderado la introducción de la alimentación ecológica en sus lineales. Así, distribuidores de referencia han desarrollado marcas propias, ofertando una amplia gama de productos –inclusive algunos commodity-, y habilitando espacios exclusivos para dichos productos. La distribución moderna ha aprovechado sus fuertes economías de escala adaptando mejor su oferta a medida que el mercado español se ha ido desarrollando.

Conscientes de ello, otros canales como las tiendas especializadas están desarrollando alianzas con los productores para reducir los precios y poder ganar competitividad con respecto los grandes distribuidores.

En conclusión, los datos expuestos apuntan a que el mercado ECO está llamado a instalarse definitivamente en el día a día de nuestros hábitos de consumo.

 

Daniel Úbeda

Ainhoa Soriano

Eugenia Jimenez

Marina Moral

Miquel Angel Artero

ene 25

Premios discutibles

Escrito por // Enrique Muñoz Fernandez

En esta época del año muchas son las asociaciones pertenecientes a los diferentes sectores industriales que hacen balance de lo ocurrido durante el año anterior y muestran su reconocimiento o premian a quien, o a lo que, consideran lo mejor del año anterior. Quizá los más famosos por su repercusión mediática sean “los Oscar” que concede la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas estadounidense.

El mundo del retail no iba a ser ajeno a ello y en él existen también asociaciones y revistas que otorgan galardones, como por ejemplo los ya mencionados en otras entradas Selección Wallpaper o Selección Monocle. Otros premios con bastante importancia dentro de sector son los que otorga la revista VMSD Visual Merchandising and Store Design. Y ayer leíamos también, y esto es lo que ha motivado esta entrada, la referencia que hacían en la revista Distribución de Actualidad al concedido por el Retail Design Institute.

El Retail Design Institute, RDI, es una de las mayores organizaciones de profesionales dedicados al diseño retail. Con socios arquitectos, diseñadores, visual merchandisers o expertos a medios de comunicación, consultores y estudiantes relacionados con el sector.

Aquí en España, un puñado de profesionales relacionados con el diseño del retail en nuestro país diseñadores, arquitectos, interioristas, estudiosos, periodistas especializados, etc. constituyeron formalmente a mediados de Abril, el Retail Design Institute España que se presentó en Madrid en el marco de las Jornadas de Distribución Comercial que organiza la revista DA Retail-Distribución Actualidad. Se trata de una asociación sin ánimo de lucro cuyos objetivos son principalmente revalorizar y posicionar el diseño de retail como uno de los campos de desarrollo profesional del retail designer, elevando la cualificación y la especialización de los mismos en esta tarea.

Según comenta la citada revista:

“El lunes 16 de enero por la noche se celebró la Gala de Entrega de los Premios anuales del Retail Design Institute (RDI) a los mejores diseños de tiendas a nivel mundial. Una competición que a lo largo de 39 años ha galardonado a los establecimientos que presentaran a juicio del jurado la mayor innovación en su concepción y/o puesta en escena. Un puesto de perritos calientes se llevaría el mayor honor, el Store Design Award 2011. La entrega de Premios del Retail Design Institue tuvo lugar en el New York Times Center de la ciudad de Nueva York. Snack Box, un original caja-puesto de perritos calientes en Time Square obtendría el máximo galardón”.

A riesgo de ser impopulares y enfrentarnos con un colectivo bastante importante, lo cierto es que a nuestro modesto entender no vemos razones de peso para dicho premio. No hemos podido saber con certeza si los premiados son elegidos por el jurado entre todos los diseños de tiendas a nivel mundial o entre una serie de candidatos que previamente se presentan a los premios. En el caso de la primera opción estamos seguros de que “en algún lugar del mundo” se podría haber encontrado alguno (muchos) mejor y mas interesante y en el caso de la segunda opción, si es entre una serie de candidatos que se presentan al certamen, no parece, a priori y viendo solo la premiada, que el nivel de las propuestas de este año fuera muy alto.

Puede ser que por nuestra cultura del retail no entendamos bien (entre otras cosas porque esta prohibido por ley en nuestro país) ese concepto de local comercial que son las camionetas que sirven comida rápida en EEUU (que además según parece es de una gran calidad y tienen un éxito considerable en ese país). Es lógico por tanto que debido a la gran competencia que existe se especialicen e intenten realizar diseños mas que interesantes de sus kioscos o tiendas, y estos queden en muchas ocasiones reflejados en revistas de estilo de vida. Es cierto que cuentan con la baza extra del desplazamiento, cosa que no puede permitirse una tienda tradicional, y puede que eso sea algo “novedoso”, pero de ahí a decir que es lo mejor del retail en el año 2011 creemos que va un trecho.

Estamos seguros se han realizado nuevos espacios y modelos de negocio, con mejores diseños, mas sorprendentes o innovadores, que serian mas merecedores del premio que este Snack Box. Quizá, como comentamos en la entrada “Premios blogs y otros asuntos”, cuando se trata de votaciones, sea a través de la red o no, muchas veces los premios no se conceden a quien mas se lo merece, si no a quien tiene mejores relaciones o amigos y conocidos entre los miembros que votan las candidaturas.

Ya os hemos mostrado en varias ocasiones propuestas similares realizadas con contenedores o pop up stores transportables que se pueden mover de un sitio a otro: la tienda de Puma, el Illy Push Button Shipping Container House ( cuyas imágenes acompañan a la premiada en esta entrada) o, entre las ultimas, los cubos de Uniqlo en Nueva Yorko el impresionante Pabellón Camper de Shigeru Ban.

En estos días la revista Wallpaper hace publica algunas nominaciones para sus premios de este años entre los que se encuentran: la Roca Galery de Londres, diseñada por Zaha Hadid, el showrrom de la firma Sholtes, también en Londres, diseñado por Patricia Urquiola, la tienda de ropa New Gallery MSL en el Marais District de Paris, y el pabellón de Shigeru Ban para Hermes de la ultima edición de la Feria del Mueble de Milán; cualquiera de ellos merecería a nuestro entender ser premiado. Y sea cual sea creemos que mejor que el otorgado por el RDI.
Junto a las imágenes del premiado Snack Box y del The Illy Push Button Shipping Container House os ofrecemos un video con una propuesta muy similar a la premiada realizada en 2009, es un concepto de restaurante portátil realizado con un contenedor, llamada Muvbox y realizada por el arquitecto Sid Lee.